, , ,

Albaricoque, trazabilidad desde el campo a la tienda

El control exhaustivo desde la recolección en el campo hasta la salida de nuestros almacenes con destino a los comercios nos permite mantener unos parámetros de calidad de nuestros productos.

Nuestros campos rebosan estos días de actividad. A la recolección de la cereza, de la que hablamos anteriormente, se suman ahora las primeras variedades de albaricoque -o domasquino, como lo denominamos en estas tierras del Jalón-. La recolección de este preciado fruto se lleva a cabo manteniendo en todo momento un control que nos permite que esta fruta, y las demás que producimos y comercializamos en Frutalmunia, tengan la trazabilidad asegurada en todo momento.

En estos momentos estamos recolectando albaricoques de la variedad Orange Red. Ya en el campo, cada palót se identifica mediante una etiqueta en la que figurarán todos los datos de la recolección: lugar, parcela, variedad, fecha… Cuando entra cada partida se escanea con un lector de códigos de barras para identificar en cada caso el producto que se limpia, selecciona, clasifica y envasa. Así. podremos conocer en todo momento el origen y demás datos de interés de cada una de las cajas que salen de nuestro almacén con destino al consumidor.

Este trabajo de control de calidad y seguimiento del producto se realiza con todas nuestras frutas,  lo que nos permite ofrecer una garantía total de origen y calidad de los productos que salen de nuestra factoría.

, ,

El albaricoque, la fruta que nos llegó de Oriente

Ya estamos en plena recolección de albaricoques, conocidos en La Almunia de Doña Godina como domasquinos.

El albaricoque, conocido en Aragón como alberge o domasquino, (Prunus armeniaca) es un árbol de la familia de las rosáceas. Su fruta, el albaricoque, es de color amarillo-anaranjado, dulce y aromática. Es muy rica en azucar, por lo que se emplea en pastelería, también es rica en vitamina C y protovitamina A. Sus nombres populares dejan patente de dónde nos llegó esta sabrosa fruta: domasquino o damasquino, de Damasco, capital Siria.

Las fincas de Frutalmunia ya están sacando su producción de las variedades más tempranas de esta rica fruta, la Orange Red o Robada. En unos días le llegará el turno al albaricoque Moniquí, una variedad de gran tradición en Aragón que fructifica a finales de junio y comienzos de julio. Es una variedad de carne amarilla de gran calidad, muy aromática y sabrosa. La campaña finalizará en julio con otras variedades más tardías como la Paviot.