, , , , ,

Nuestra fruta va madurando en el campo

El calor del verano y los riegos periódicos van obrando el milagro de hacer que nuestra fruta madure y pueda ser recolectada y preparada para su envío al mercado. Diariamente controlamos el grado de maduración para recolectarlas en el momento óptimo, cuando están los suficientemente maduras y en sazón como para aportar el mejor sabor, pero lo suficientemente enteras como para soportar perfectamente la recolección, manipulado y transporte hasta el mercado y el consumidor. La experiencia nos dice cuándo hay que coger cada pieza, por que es así como se recolectan, pieza a pieza, comenzando por las que están en el exterior de los árboles y en la parte más alta, que son las que más sol reciben y antes alcanzan su grado de sazón.

En estos días, cuando ya hemos finalizado la campaña de la cereza y estamos sacando al mercado melocotones y nectarinas más tempranos, el resto de frutas esperan su turno mientras alcanzan su madurez. Estamos recolectando nectarinas eligiendo las ya maduras y dejando que terminen de madurar las que aún lo requieren. En unos 10 días comenzaremos a recolectar las peras, tanto las Blanquillas como las Conferencia. La manzana aún tendrá que esperar hasta mediados de agosto y primeros de septiembre para poder comenzar a cogerse. Si quieres saber más acerca de las fechas de recolección aproximada de cada variedad puedes consultar el cuadro resumen que incluimos en la web.

Este es tiempo en el que se junta la recolección de las variedades tempranas de melocotón, que se comenzaron a embolsar hace mes y medio, con el embolsado de las variedades más tardías, que se recolectarán durante los meses de septiembre y octubre. El embolsado permite que el fruto madure sin agresiones externas, libre de plagas, de forma uniforme. El resultado, unos frutos extraordinarios que llegan al consumidor en las mejores condiciones y plenos de sabor.